Las primeras colonias felinas de enGatadas

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

La principal línea de trabajo en enGatadas, asociación por la gestión ética de las colonias felinas de Albacete, es la aplicación generalizada del método CER (Captura – Esterilización – Retorno a su entorno) tarea que abarca aspectos más allá del puramente veterinario, como son la implicación, concienciación, educación, formación, información y mediación, es decir un abanico de actuaciones amplio para que dicha gestión sea realmente efectiva.

¿Por qué es tan necesario el método CER?

Nuestro trabajo más inmediato y básico consiste en alimentarlos, vigilar que estén sanos, en buenas condiciones y esterilizarlos para que no den a luz en la calle camadas cuyos bebés mayoritariamente no alcanzarán el estado adulto o lo harán habiendo sufriendo penalidades.

Esteriliza

Haciendo un cálculo muy por lo bajo, tenemos que cada gata va a tener un mínimo de dos celos al año, con su correspondiente embarazo y en cada uno de los partos saldrán de media unos 5 gatitos. Un mero cálculo nos va a evidenciar el crecimiento exponencial que supone multiplicar cada gata por 10.

Si hablamos de sobrepoblación… haced las cuentas.

Si hablamos de supervivencia la realidad es que la mayoría muere al poco de nacer por las condiciones de vida en las que lo hacen.

Muchos nacen a la intemperie, o de madres escuálidas o enfermas; o de madres tan jóvenes que no saben como criar; muchas de estas camadas mueren en el parto o a los pocos días de nacer.

Muchos otros mueren debido a enfermedades propias de los cachorros, como el herpes virus (especie de gripe felina que afecta a los ojos y vías respiratoras) que estando atendidos, controlados, no tiene mayor trascendencia y pueden ser atajadas fácilmente pero en un estado de abandono, la vulnerabilidad y fragilidad, se los lleva por delante.

Otros, y en un gran porcentaje, de la mano del hombre desde la agresiones intencionadas, las muertes crueles asfixiados en bolsas de basura o ahogados en el agua o, los atropellos en los que ni se detienen para socorrerlos, dejándolos tendidos en la calzada o como mucho se les aparta como un residuo agonizante en el arcén.

Con algo de suerte uno de cada cinco bebés de una camada alcanzará los seis meses de vida… los gatitos en la calle sufren y fallecen tempranamente, por eso hay que tener claro que la esterilización es la mejor fórmula para evitarles una agónica muerte.

Pero no únicamente el no esterilizar tiene consecuencias para estos bebés sino también para esas madres que se ven abocadas a parir continuamente, provocándoles un importante deterioro para su salud, infecciones, desnutrición, etc. O para esos gatos machos que sufrirán múltiples heridas en las peleas producidas entre ellos.

La esterilización no sólo es importante para las gatas y gatos de la calle, sino también para todos aquellos que conviven en los hogares, que aún estando privados de contacto con otros gatos pueden accidentalmente acabar en ese entorno fruto de un fuga propiciada por el celo.

Cuando hablamos de casos como el de Luz (la gatita procedente de la colonia Ruiseñor, rescatada a punto de parir), no dejamos de insistir en que es una privilegiada y que su situación no debe hacernos perder la perspectiva de que no es, desafortunadamente, la realidad cotidiana para los gatos de la calle.

Colonias gestionadas por enGatadas

En enGatadas en este momento gestionamos tres colonias felinas: Camino, Ruiseñor y Estanque.

Los nombres son identificativos para nosotras evitando que lo sean para quienes mejor no sepan ni de su existencia porque como hemos apuntado anteriormente, una de las causas de muerte son las agresiones de aquéllos a los que NO se les pide que los amen, basta con que los respeten porque los gatos son una especie urbana que tiene todo el derecho a habitar las ciudades y de hacerlo en condiciones dignas.

Camino

Camino

La colonia felina Camino es la más grande de nuestras colonias; está en un enclave relativamente cercado lo que favorece su seguridad; su población es de unos 12 gatos, en su mayoría ferales, es decir, gatos que nos necesitan para su supervivencia pero que no desean contacto humano; felinos que prefieren mantener las distancias y que por lo tanto no son adoptables.

Son felices en libertad y nuestra labor es respetar su idiosincrasia.

La población goza de buena salud y han sido alimentados por Consuelo desde hace años. Nosotras le ayudamos y en la medida de nuestras posibilidades los iremos esterilizando en cuanto se normalice esta situación de alarma y confinamiento debido al covid_19 que estamos viviendo.

De momento como no se puede ir a diario, les hemos hecho unas tolvas con uno cubos de residuos que nos permiten almacenar mayor cantidad de pienso y que esté a resguardo en caso de lluvia.

En nuestras visitas, hacemos un recuento de los que aparecen; cuando nos marchamos dejamos el espacio limpio de comida humana que les traen en ocasiones con la mejor de las intenciones pero que los gatos no se comen o no es adecuada para ellos y sobre todo que ensucia zonas públicas lo que a menudo levanta animadversión por parte de algunos vecinos hacia ellos que no tienen culpa alguna.

En esta colonia la mayoría son ferales, aunque también los hay que son abandonados, como es el caso de Patitas (decimos abandonado porque estaba castrado).

La matriarca es Cleo que tiene unos 9-10 años, seguramente que las características de la colonia, junto con los cuidados de Consuelo, ha permitido esa longevidad viviendo en la calle. El resto son descendientes suyos en su mayoría; como Cattana que es hija suya. También están Pandora y Quimera que son hermanas, hijas de Cattana, Don Pimpón o Kiss.

Hay otros que son Zampón (que llegó hace unos meses), Maléfica que aún no está integrada del todo, y se refugia debajo de los coches próximos, aunque cada vez pasa allí más tiempo… nos falta por censar a más, pero la pandemia ha paralizado toda actividad que vaya más allá de la alimentadora.

Ruiseñor

Ruiseñor

Otra de nuestras colonias es la Ruiseñor, con unos 10 integrantes.

Los cuidan desde hace años los propietarios de un bar cercano. Gracias a ellos sabemos la edad de Luz, que procede de esa colonia, y sabemos quiénes son sus hermanos.

La mayoría de los gatos de la colonia son ferales, pero Luz y sus hermanos son sociables, así como su madre. Igualmente está por censar, pero ya conocemos a Thai, que es el siamés padre de Fújur; Batman, hermano de Luz, Miércoles, una gatita negra preciosa, Seda, hermana de Luz, Rabat, un rubito precioso, o Botero, un romano y blanco gigante, que sospechamos, es el progenitor de parte de la camada de Luz.

Estanque

Estanque

La tercera y última de nuestras colonias es la denominada Estanque. Hace un par de meses, decidimos hacernos cargo también de ella por proximidad a la del Camino, y ya que los gatos en ocasiones iban de una colonia a la otra.

Cuando hicimos la primera toma de contacto, y hablamos con su alimentadora, contabilizamos 7 gatos. Pero de un tiempo a esta parte, solamente son tres los que aparecen a diario, una hembra romana, otra naranja y un macho negro, los tres son ferales, aunque se acercan bastante cuando saben que les vas a poner comida.

Empatía, compromiso y sobre todo dignidad

Llevar a cabo todo este proyecto requiere dedicación y dinero.

La primera proviene del tiempo libre tras nuestras responsabilidades laborales y familiares.

La segunda de las aportaciones y ayudas de personas comprometidas con la protección y bienestar de los gatos de la calle, a falta de que el Ayuntamiento de nuestra ciudad pendiente de elaborar una ordenanza municipal que empiece por reconocerles como merecedores de un estatus propio y disponga de partida presupuestaria para poder cubrir sus necesidades básicas, pero hasta que sea una realidad,

será vuestra empatía y compromiso las que aporten a sus vidas algo de dignidad.

Gracias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Ir al contenido