Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Gato con libros

El gato que venía del cielo

Autoría:Takashi Hiraide
Editorial:Alfaguara
Nº de Páginas:160
Año:2014
EAN:9788420414751

Reseña

Para mí Chibi es un amigo que me comprende, un amigo con apariencia de gato.

El gato que venía del cielo

Al gato que venía del cielo, es la primera obra narrativa de  Takashi Hiraide, quien antes ya había publicado poesía en su Japón natal. Pero el libro de Hiraide no es únicamente un libro poético con ese marcado estilo japones que hace de las descripciones un trascurrir por el que deleitarnos, es una pequeña obra de culto como así la elogio Kenzaburo Oé, premio Nobel de literatura.

El gato que vino del cielo es, aparentemente, una obra sencilla, sin mayores tramas y en gran parte autobiográfica, pero la lectura de sus líneas nos ayudaran a reflexionar sobre el valor de las pequeñas cosas que formar el conjunto de nuestras vidas. Muestra la cultura japonesa más cotidiana, ahondando en costumbres, hechos históricos de la época (como el fallecimiento del  emperador Showu y la burbuja inmobiliaria en esos años), describiéndonos con sumada delicadeza paisajes y escenarios que nos transporta al interior de la obra. Destaca el lado más sensible de las relaciones entre las personas y sus animales, en un ambiente donde la naturaleza está presente en cada capítulo y en que situaciones como el amor de pareja a través de los años, las acciones que forjarán nuestro destino, la soledad y la necesidad de las relaciones humanas y el apego a nuestra rutina y el miedo al cambio, nos ayudan a reflexionar sobre el valor de las pequeñas cosas que en conjunto forman nuestra vida.

La historia es sobre una joven pareja de escritores y correctores de estilo que se traslada a los suburbios de Tokio, a una casa con un enorme jardín que ha ido quedando a la deriva; Chibi, el gato, es su visitante asiduo y poco a poco se convierte en el centro de la relación.

En realidad El gato que vino del cielo es una metáfora de la soledad y de la búsqueda que todos los seres vivos tenemos para lograr la interaccion humana.

Quienes amamos a los gatos entendemos la belleza de una historia tan emotiva

Bizum

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Ir al contenido