Los gatos de la calle

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram

EnGatadas se dedica exclusivamente a la gestión integral ética de colonias felinas en Albacete, aplicando el Método CER, siglas que responden a Captura, Esterilización y Retorno al lugar de origen.

El contador que tenemos en la página de inicio de nuestra web va marcando el número de adopciones formalizadas y el número de gatos de las colonias felinas que gestionamos a los que les hemos aplicado el Método CER.

A día de hoy ese contador marca 28 gatos adoptados y 38 gatos esterilizados.

Es una buena cifra si tenemos en cuenta que somos una pequeña asociación que aún no ha cumplido el año, que estuvo durante los meses de confinamiento sin poder hacer otra tarea que la básica de alimentación de las colonias y que no recibe ningún tipo de ayuda.

Los gatos que damos en adopción son los sociables sacados de nuestras colonias, no así los ferales que son aquéllos que nos necesitan para vivir pero que no desean contacto humano.

Éstos permanecen en la colonia, se les aplica el CER, se les alimenta, cuida y presta atención veterinaria si la precisan pero en ningún momento se plantea el sacarlos de ella.

La asociación FdCats cuya presidenta es Agnès Dufau, toda una autoridad en la materia se pronuncia al respecto de la siguiente forma.

El gato feral, es un gato que, o bien no ha tenido ningún contacto con los humanos o bien su contacto ha ido disminuyendo con el tiempo; no tolera cuatro paredes ya que para él es una cárcel; se angustia y su sistema inmunitario se hunde (el comportamiento con las personas que lo cuidan puede inducir a error y pensar que en el interior de una vivienda pueda ser feliz)

EnGatadas suscribe totalmente ese posicionamiento y defiende por lo tanto que para los gatos ferales la calle es su hogar y que tenemos que defender que sea un lugar donde se sientan así.

No podemos hacer de nuestros hogares pequeños zoos. Hoy más que nunca vemos que éstos están más que cuestionados porque el hecho de confinar a los animales conlleva sufrimiento para ellos y por lo tanto a los gatos ferales o “animales libres”, comunitarios no debiéramos someterles a las cuatro paredes de una casa.

Lo aconsejable, lo deseable es que todo animal viva en su hábitat y el de los ferales, es el entorno urbano, como un vecino más con derecho a “vivienda” propia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Ir al contenido